Dénia está de moda. No hay duda. Sus playas, su Montgó, sus fiestas, su puerto renovado y la tranquilidad del pueblo y sus gentes ha permitido que está localidad haya pegado un salto cualitativo tanto a nivel de visitantes anuales como a nivel de hostelería y restauración. Y es que son muchos los restaurantes en Dénia que uno no se puede perder si visita esta carismática localidad.

Turismo nacional y extranjero se unen en un mismo lugar para disfrutar de una oferta de ocio y gastronomía que ahora es más variada que nunca. Si hace unos años había 3 o 4 lugares fijos a los que todo el mundo iba por defecto cuando visitaba Dénia, ahora es costosos decidirse por un lugar donde disfrutar de una velada agradable con buena comida de por medio.

Ya quieras cerca del puerto o de la plata, o en pleno pueblo, o incluso en la montaña o en las famosas Rotas, hay multitud de opciones para encontrar buenas propuestas gastronómicas. Tanto es así, que nos hemos propuesto elaborar un ranking en el que reunir los 10 rincones para comer en Dénia que más nos gustan a nosotros. Y es que en gastroagencia.es la Marina Alta es una comarca que visitamos más de una vez al año, así que conocemos muy bien todos los últimos movimientos. Os contamos:

La Seu

En el corazón histórico de Dénia, La Seu es ya toda una referencia. Situado en la Calle Loreto 59, su cocina creativa va en armonía con el espectacular diseño interior. Un verdadero restaurante de vanguardia donde destaca el esmerado tratamiento hacia productos de primera clase y donde las mezclas explosivas sorprenden y gustan a todos.

Els Paellers

Si hay un lugar para comer auténtica paella a leña en Dénia ese es Els Paellers. Este curioso local está construido en un antiguo chalet de la zona de Las Marinas. Su agradable personal con trato muy cercano hacen que no solo se disfrute de sus excelentes arroces a leña que puedes ver cómo hacen, sino también del ambiente que propician. Un lugar en el que se puede comer en bañador y chancletas para pegarse luego un baño en su piscina.

Tasca Eulalia

Uno de los locales más clásicos de Dénia. Está situado en la calle principal, Marqués de Campo, y es el lugar de referencia para tapear, pedir raciones de calamares o tellinas y también para disfrutar de sabrosas cazuelas en el corazón de la localidad.

Restaurante Sendra

En el incomparable marco de la zona de Las Rotas, donde la competencia es enorme y de calidad, este local se hace un hueco entre los mejores gracias a la calidad de sus productos de la zona y a los arroces a banda. Destaca también el pescado frito, las algas, el erizo y, sobre todo, el pulpo seco que puedes ver tendido a pie de mar.

Els Tomassets

Situado también en el centro de Dénia (Calle Loreto), este restaurante es un sitio con mucho encanto que goza de un ambiente agradable. Si a eso se le suma un menú diario económico donde encontrar platos y tapas variadas, productos frescos y de calidad, la combinación es perfecta.

El Baret de Miquel

Parece un bar de toda la vida, con una entrada pequeñita y ambiente familiar. Parece de esos en los que caes normalmente por casualidad, pero que sorprende con el sabor de sus tapas y con sus platos imaginativos. Hoy en día es imposible acudir sin reserva hecha con meses de antelación. Situado cerca del puerto, y perdido entre las callejuelas de Dénia, este local es todo un éxito de la mano de Miquel Ruiz, el chef que renunció a la carrera Michelín.

Quique Dacosta Restaurante

Con tres estrellas Michelín a sus espaldas, Quique Dacosta ya demuestra también en Dénia de lo que es capaz. Situado en el kilómetro 3 de la Carretera de Las Marinas, su propuesta moderna se refleja en su espectacular versión de la remolacha, los corales de los mariscos, las setas a las cenizas, las hojas de plantas al natural, las inigualables gambas de Dénia en todos sus arroces.

Casa Federico

Restaurante situado justo en el límite entre Las Marinas y Dénia. Está a pie de playa y es un clásico de los veraneantes. Federico está especializado en comidas típicas de la zona, donde por supuesto destaca su arroz a banda, pero también sus arroces caldosos o de bogavante. No pueden faltar la gamba roja de Dénia, eso sí, hay que reservar con bastante antelación en julio y agosto.

El Pegolí

En una de las ubicaciones más excepcionales de Dénia como es Las Rotas, este restaurante te permite comer mientras las olas golpean su estructura. Evidentemente, su cocina es marinera y de temporada. Sobresale la elección de las materias primas, muy frescas, sobre todo en mariscos y pescados. También destaca su decoración rústica y agradable: en sintonía con el mediterráneo.

El Raset

En pleno paseo del puerto, con la tranquilidad de la noche, el restaurante de este hotel es perfecto para una velada tranquila donde optar por cocina tradicional mediterránea con ligeros toques modernos. Arroces, calderetas, pescados y mariscos son su especialidad. Después de la cena están todas las opciones de ocio muy a mano.

*BONUS TRACK*: Les Bairetas de Dénia

Hacer un ranking de 10 es un clásico, así que nos hemos animado a dejarlo en impar incluyendo también a Les Bairetas de Dénia. Situado en la céntrica Calle de la Mar, este local se define como un restaurante ‘slow food’ y se nutre principalmente del mar, de la huerta y del mercado. Arroces a leña, pescados, carnes y verduras son sus especialidades y se pueden probar habitualmente en los exquisitos menús degustación que proponen. 

Todo esto y mucho más es lo que ofrece una ciudad como Dénia. Así que si tienes pensado viajar para disfrutar de esta localidad, de sus playas, su puerto, su montaña, su ocio y de sus restaurantes, puedes hacerlo alojándote en alguno de los apartamentos que ofrece Hundredrooms en Dénia.