Editor's Rating

8
¿Te ha gustado?

¡Una de bravas!

Todos estamos de acuerdo en que hay platos de nuestro recetario que merecen ser defendidos con puños. Las patatas bravas es uno de ellos. Y es que, todos hemos sentido alguna vez una irrefrenable necesidad de “echarnos al buche” un exquisito infierno en forma de patatas bien cortadas, bien fritas y bien aderezadas con una salsa que NUNCA debería limitarse a ser un sucedáneo de ketchup más o menos picante. Pero lo importante es saber dónde no fallar, donde pedir las patatas más “guerreras”, las mejores patatas bravas de Valencia.

Hoy, os traemos los 8 mejores sitios donde poder disfrutar de las mejores patatas bravas de Valencia. ¡Apúntalos bien!

1. Central Bar

La barra de Ricard Camerena en el Mercado Central se llena en parte gracias a esta ración, o media ración, de bravas “Lourdes Luz” que no son más que un tributo a la creadora de la receta en cuestión, su socia. A la salsa, bien distribuida sobre la patata crujiente y con el regusto picante del pimentón, se le añade una capa de alioli, al estilo catalán. (Plaza del Mercado, s/n)

centra-bar

2. Rausell

Cerca de lo que en su día fue el Mercado de Abastos, se encuentra Rausell , un antiguo local de comida para llevar que se reinventó hace unos años para crear una de las mejores barras de Valencia (seleccionada entre las 50 mejores de España). Sus bravas son tan contundentes como deliciosas, muy bien fritas, con alioli y pimentón. (Angel Guimerà, 61)

3. Come & Calla

En el barrio de Campanar se encuentra el nuevo proyecto de los propietarios del añorado Mulandhara. De hecho, Come & Calla  ocupa el mismo local. Allí podemos disfrutar de unas bravas con espuma de ajo asado y salsa de auténticos chiles mexicanos que entran de lleno, y por la puerta grande, en esta selecta lista. Bravas, diferentes y muy sabrosas. (Poeta Antonino Chocomeli, 1)

come-y-calla

4. El kiosko

Sin salir del barrio del Carmen, tras la Lonja de la Seda, está El Kiosko, un bar de los de toda la vida, con barra de cinc y camareros con camisa blanca y pantalón negro. El secreto de sus patatas bravas está en el punto de crujiente que consiguen al freir la patata. La salsa que las acompaña es alioli. (Derechos, 38)

5. Bar Ricardo

Este local, cerca del Jardín Botánico, tiene auténticos fans de sus patatas bravas. El Bar Ricardo , un local cuya decoración está anclada en los años 70 (garantía de calidad para según qué cosas) es famoso por la calidad de sus patatas bravas, tan picantes como sabrosas. (Doctor Zamenhof, 16)

6. Casa Montaña

En plano barrio del Cabañal y con aspecto centenario, Casa Montaña está más cerca del gastrobar que del bar tradicional. En cada ración hay 6, pero todas cortadas absolutamente de la misma manera y tamaño (más grandes de lo normal). Flanqueadas a un lado por salsa picante y por all i oli al otro. Conviene acompañarlas con uno de los vinos que sirven por copas. (José Benlliure, 69)

7. La Bona Cuina

Este restaurante, situado en Bétera, además de ofrecer grandes platos muy recomendados y variados, tradicionales y con calidad en su producto, ha logrado situar sus patatas bravas entre los mejores puestos de Valencia. Y es que el corte de estas, su crujiente al punto y su salsa, diferente, atrevida pero picante hacen de ellas una tapa digna de  repetir. (Av. País Valenciano 103, Bétera)

la-bona-cuina

8. Casa Jomi

Situado en el distrito de Poblados Marítimos, para probar las bravas de Casa Jomi, tienes que desplazarte hasta Nazaret. Con gran fama desde hace años, concretamente desde 1969, cuando el bar abrió sus puertas. Son patatas bravas al estilo tradicional, bien fritas y con una salsa que elaboran ellos mismos. (Castillo de Pop, 13)

 

Que las disfrutes 🙂