Hoy, como un día cualquiera, hemos aterrizado sobre un post escrito y redactado por Patricia Conde titulado GLUTEN FREE para la conocidísima revista Elle. Sí, esa revista que es un referente para muchísimas mujeres en España y fuera de ella, (nosotros también leemos Elle, pero que sea un secreto).

Dicho artículo ha dado mucho de qué hablar en sus redes sociales por el contenido y nosotros, desde Gastroagencia y de la mano de nuestra experta en celiquía, queremos aclarar y matizar ciertos aspectos del mismo. 

Lo mejor para un EC es tener un diagnóstico. ¿Pero realmente hasta qué punto eso es posible? Hemos oído decir que la Enfermedad Celiaca es una enfermedad crónica, muy camaleónica, y ello se debe principalmente a que tiene diferentes manifestaciones o sintomatologías que muchas veces dificulta su diagnóstico.

En niños parece que es más fácil de detectar: diarreas, pérdida de peso, carácter irritable, anemias, síntomas gastrointestinales, abdomen hinchado, retraso en su desarrollo, talla baja, el no progresar adecuadamente en relación a su edad, etc. Mientras que en adolescentes y adultos la cosa se complica ya que hay otras enfermedades con sintomatologías muy parecidas como son:

  • Síndrome de intestino irritable
  • Anemia
  • Distensión abdominal
  • Dispepsia

…por nombrar algunas relacionadas con el aparato digestivo, y que a veces, según el cuadro clínico del paciente hacen pensar a priori más en éstas que en una posible celiaquía.

Hay mucha gente que ha sido diagnosticada de alguna de estas enfermedades y aun siguiendo un tratamiento no mejoran. Todos estos pacientes que no responden a un tratamiento podrían hacernos pensar que son celiacos. Para ello necesitaríamos que los profesionales pensaran más en la EC, cuando los síntomas de determinadas enfermedades se siguen produciendo en determinados pacientes diagnosticados y tratados.

Es cierto que hay personas que al no ser diagnosticadas deciden apostar por una dieta libre de gluten, y al ver que mejoran deciden optar por una dieta libre de gluten. Nosotros siempre aconsejamos no saltarse el paso de que un profesional confirme la Enfermedad Celiaca (EC). Cuando uno decide hacer una dieta sin gluten debe saber que es “para siempre” sin excepciones.

Tenemos que tener en cuenta que hay una falsa idea de que podemos comer todo lo que contenga un etiquetado “SIN GLUTEN”, pero olvidamos que muchos de estos alimentos denominados sin gluten contienen muchos más azúcares y grasas, con lo que su consumo debe ser moderado. En definitiva, no nos podemos ir y comernos todas las hamburguesas, patatas fritas, pizzas, galletas del mundo sólo porque son #singluten.

Volvemos siempre al mismo concepto, una dieta #singluten es aquella que es equilibrada y contiene alimentos naturales y no procesados, es por ello por lo que muchos hoy en día la ensalzan porque es una dieta saludable para todo tipo de personas, que junto con el deporte, nos proporcionaran un equilibrio alimenticio, que muchas veces incluso nos podría hacer llegar a perder peso, aunque la dieta #singluten NO es una dieta de adelgazamiento.

Hay tres tipos de condiciones relacionadas con el gluten:

  • la alergia
  • enfermedad celíaca
  • la sensibilidad al gluten no-celíaca.

Las alergias se producen cuando tus anticuerpos reaccionan a las proteínas de trigo, lo que provoca urticaria, hinchazón facial y dificultad para respirar.

La enfermedad celíaca es un trastorno de componente genética en el cual el sistema inmunológico ataca al intestino delgado cada vez que el gluten entra en el tracto digestivo. Sin una dieta libre de gluten estricta, el intestino se daña de forma permanente, lo que dificulta la absorción de los nutrientes.

Una sensibilidad no es una alergia o una enfermedad autoinmune. El consumo de gluten te causará síntomas gastrointestinales, pero no te provocará daños en el intestino delgado.

En resumen, es conveniente que un profesional pueda certificar si existe o no EC y una vez detectada seguir una dieta #glutenfree de por vida que es una dieta sana y equilibrada que nos permitirá estar correctamente alimentados, eliminar la sintomatología de aquellos que las tuvieran y problemas derivados de la ingesta de gluten en un futuro.