1. Hola María, para empezar… Introducimos un poco y nos cuentas: 

Un agricultor viudo, dueño de una plantación de manzanos, que vive con sus dos hijos y cuya única obsesión es encontrar a la serpiente que mató a su mujer para acabar con ella, se encuentra un día con una misteriosa mujer, a la que se encuentra medio desnuda al pie de árbol. 

Este es el comienzo, ¿verdad?

Nosotros queríamos revisar con esta función el mito de la femme fatal, ese famoso mito que nos han ido contando a través de la literatura, a través del teatro, a través del cine… donde siempre se presenta la mujer como un producto sexual letal. Las mujeres que llevan a la perdición a los hombres, esas mujeres que se conocen una vez en la vida y se recuerdan para siempre. Donde el hombre parece que no tiene más remedio que rendirse a los pies de esta mujer y esta mujer le lleva siempre a la perdición. Entorno a este mito, a esta historia la cual se ha representado de muchas maneras, los hombres se sienten siempre atraídos por esa Lulú y no han tenido más remedio que entregarse a la lujuria y a la destrucción. 

Y a través de este cuento creo que Paco ha escrito un texto muy inteligente y muy brillante donde va mezclando simbolismos. Él está obsesionado con una serpiente que mató a su mujer, aparece esta mujer misteriosa pero empieza a pensar que es esa serpiente que mató a su mujer. Luego vemos que está todo contado en primera persona y que está hablando con un cura, este cura confirma realmente que ella es Lucifer… Paco nos va llevando a través los simbolismos a través de este cuento y va a ver un momento dado que este cuento se rompa y aparezca una mujer que no se llama Lulú, se llama Lucía y va a empezar a contar el cuento desde el otro lado.

2. ¿Quién es para ti, LULÚ por el mundo? ¿Y cómo personaje?

Lulú para mi representa la lujuria, la destrucción, está mujer es la serpiente. Es una mujer que viene con sed de venganza a través de la lujuria y la perdición. Entonces se introduce misteriosamente en esta casa. Como personaje es muy divertido por un lado y muy complicado de hacer porque es un personaje que no existe, que está en la imaginación de él… Entonces realmente es un personaje que no tiene ni pies ni cabeza porque realmente todo son como brotes esquizofrénicos de la mente de él. Realmente no hay un hilo de cabo a rabo de un personaje que dice entro aquí para hacer esto y se va, sino que vamos a descubrir a Amancio que realmente está contando esta  historia y entonces son como retales de su imaginación.

Como actriz está siendo un reto muy interesante, muy difícil, luego es verdad que Lucía es más claro porque ya es una mujer que entra a contar esta historia pero toda la primera parte que es la imaginación de él es divertida y complicada a la vez.

 3. ¿Crees que hay mucha LULÚ por el mundo?

Bueno, o eso nos han hecho creer. Por lo menos, desde luego si investigas la historia está llena, en la literatura, en el cine… Helena de Troya y todas esas mujeres. Digamos que si ser una Lulú es ser muy consciente de tu belleza y a través de esa belleza manipular a los hombres y llevarlos a la perdición, pues bueno supongo que habrá alguna.

4. Sabemos que te encanta hacer teatro. ¿Eres tan todo terreno cómo dicen? 

Sí, gracias. (Rie)

5. Después de haber tocado tantos palos, María. ¿Vas a seguir compaginándolo todo? ¿Dirección? ¿Interpretar? Y dentro de todo ello, ¿Teatro ¿Cine? ¿Televisión?

En la dirección he hecho un par de cosas una de ellas fue un cortometraje a la muerte de mi padre que fue un acto muy muy personal, medio terapéutico. Yo creo que no estamos preparados para la muerte de un ser querido y menos un padre, una madre o alguien muy cercano y en ese momento fue un ejercicio catártico, muy personal que sí que resultó ser una historia muy bonita. Conté con un equipo increíble, con Carmen Maura y es verdad que en ese momento se abrió una puerta que yo pensé que nunca se iba a abrir en esta vida y resultó muy buena. Entonces, es verdad que esa posibilidad está ahí. 

He dirigido una campaña para Cruz Roja que ahora ha tenido mucho éxito y ahora Cruz Roja vuelve a utilizarla en estos días además, que es el día contra la diabetes. Yo les escribí una campaña en clave de comedia que también interpreté para concienciar sobre todo a la gente joven contra la diabetes. sobre todo por problemas de alimentación, abusos del azúcar y todas estas cosas. Entonces, digamos que eso está ahí. Pero con mucho respeto y ahora mismo prefiero la interpretación. 

El teatro, el cine y la televisión son tres amores muy distintos. Sobre todo en el teatro en los últimos años me están ofreciendo personajes que me interesan mucho y por eso estoy aquí pegada. El cine es el cine, la televisión es la televisión y el teatro es el teatro.

6. Sinceramente y de forma objetiva, como profesional y pieza clave de la obra. ¿Por qué motivo crees que debería venir la gente al teatro Talía a veros?

Hombre yo creo que el machismo, la misoginia, la violencia sexual, la violencia de género…no está resuelto. Quiero decir, a día de hoy siguen muriendo una cantidad de mujeres al año, creo, si los datos no me bailan, que casi mueren más mujeres a manos de sus maridos que accidentes de tráfico. Entonces, aquí con Lulú queremos revisar ese tema, es decir…sí,  a través del sexo y la lujuria pero hay mucho más detrás.

Este es un cuentito, es un pequeño relato de 55 minutos que me parece muy interesante porque igual que por ejemplo con nuestra función anterior “El pequeño poni” tratábamos el bullying aquí tratamos la violencia de género. ¿Cómo? a través de un cuentito de una mujer que dice llamarse Lulú que va a traer a los hombres a la perdición a través de la lujuria, la destrucción… pero luego vamos a contar el cuento desde el sitio que nunca se ha contado. 

7. Darte las gracias por tu tiempo. ¡Muchísima suerte!