A veces es bueno salirse de la norma y hacer una receta diferente para las cenas navideñas. Lejos de los clásicos pavos, cochinillos o corderos, tenemos opciones que pueden sorprender gratamente a tus invitados. Por eso, hoy os queremos contar una propuesta diferente pero sabrosa como la del Codillo al Horno con Champán.

Si estáis atentos a todos los pasos, seguro que os queda tan delicioso como el que hicimos nosotros para nuestra cena de empresa. Se trata de una receta tradicional pero muy apetecible. Desde luego, nos pareció ideal para entrar en calor y llevar bien las copitas de después de la cena.

 

 Ingredientes para 3 personas:

  • 3 codillos de cerdo.
  • 1 vaso de champán.
  • 1 cucharada de orégano.
  • 1 cucharadita de pimienta molida.
  • ½ cucharadita de ajo en polvo.
  • 2 limones.
  • ½ vaso de aceite de girasol.
  • Sal a gusto.

 

¿Cómo hacer el Codillo al Horno con Champán?

En primer lugar, hay que saber que esta receta necesita mucho tiempo de reposo y dedicación. Empezaremos por darle ese toque de champán que transforma un simple codillo en una de las recetas más deliciosas para estas fechas. Para ello, es importante mezclar bien en una fuente grande el champán, el aceite, el zumo de los limones, orégano, pimienta y sal.

Ahora que ya tienes el recipiente bien preparado, toca sacar los codillos y embadurnarlos bien con la mezcla anterior. una vez hecho, ármate de paciencia y dejarlos reposar por lo menos medio día en ella. De esa forma, conseguimos que el codillo absorba el sabor y que después nuestro paladar lo disfrute como Dios manda.

Después de ver un rato la tele o dedicarte a otras tareas mientras el codillo reposa, llegará el momento de colocar los codillos en una asadera con papel vegetal y verter encima la mitad del adobo.

A partir de ahí, solo queda hornear a temperatura moderada hasta que queden doraditos y crujientes. Por cierto, es clave que en la mitad de la cocción los retiréis del horno para añadirles el resto de adobo.

Ah, y a la hora de servirlos sin duda le irá muy bien un acompañamiento con ensaladilla rusa o patatas doradas al horno. ¡Quedarás como un rey y te harán repetirlo los próximos años!

Consejos y trucos

  • Se pueden añadir otros ingredientes al adobo si se lo desea un poco picante como por ejemplo, pimienta de cayena picada o ají molido, o guindillas.
  • Si los codillos son grandes los puedes cortar un poco para que se los pueda condimentar bien en su interior quedando más sabrosos.
  • Se pueden cocinar los codillos enteros si son pequeños, como para servirlos individualmente.