Llegó el esperadísimo verano. Ya está llamando a la puerta. Algunos afortunados se van de vacaciones a disfrutar de un merecido descanso… pero no todos tenemos esa suerte. Si estás leyendo esto, y como nosotros vas a pasar parte del verano en la oficina, este post te interesa. Y mucho. Comer en el trabajo en verano es fácil si sabes como. Nosotros te damos las claves para comer sano, variado y sin pasar calor en los fogones. Recetas de verano fáciles para la oficina. ¿Quién da más? ¡Sigue leyendo!

Pastel de Salmón

El salmón es un pescado con muchas propiedades. Nos aporta proteínas, calcio, magnesio y es rico en vitaminas B6 y B12. Además de todo esto, combina muy bien con muchos alimentos y por tanto, podemos sacarle mucho partido. Por ello te proponemos elaborar un pastel de salmón que está buenísimo.

Preparación. Pon en una sartén 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y añade un diente de ajo picado. Cuando se haya dorado, incorpora 500 gr de salmón fresco en trocitos pequeños, habiendo quitado antes la piel y las espinas. También añade 200 gr de langostinos, también pelados. Una vez estén cocinados, hay que batirlos junto con 200 ml de nata líquida para montar, 2 huevos y una pizca de sal y pimienta. Una vez esté la mezcla bien batida, viértela en un molde. Te recomendamos que sea de silicona para evitar que el contenido se pegue. Cúbrelo con film transparente y con un par de horas en la nevera será suficiente para disfrutar de un delicioso pastel de salmón. Fácil y rápido.Pastel de salmón

Mini Pizzas de Berenjena

Comer verdura no tiene porque ser aburrido. Hay vida más allá de la ensalada. Haz de comer sano una experiencia apetecible con esta propuesta que te dejamos a continuación. Una de las recetas de verano fáciles para la oficina más completa y de rápida preparación. Todo ventajas, así que, ¡toma nota!

Preparación. Corta una berenjena, 2 si son pequeñas en rodajas finas (8 mm de grosor), y hornearlas 30 minutos a 180º, dándoles una vuelta a los 15 minutos para que se doren por los dos lados. Una vez listas, cúbrelas con una gotita de aceite de oliva virgen extra y tomate frito natural y añade los toppings que más te gusten, como champiñones o pimiento. Seguidamente, espolvorea queso parmesano rallado y un poco de orégano. Si te apetece, puedes coronarlo con aceitunas negras. Para darle el toque, vuelve a meterlas al horno a 200º tan solo 3 minutos, lo justo para dejar el queso derretido en su punto. Listo, sano y delicioso.Mini pizzas berenjena

Salmorejo

Un clásico que no podía faltar. Bien fresquito es una opción perfecta para hacer más llevaderos los veranos en la oficina. Y nada de comprarlo ya preparado. No hay mejor salmorejo que el casero. Si  nunca has preparado uno, es el momento. ¡Súbete las mangas que empezamos! 

Preparación. El primer paso es pelar los tomates. Te damos un truco: corta la piel en cruz y sumérgelos en agua hirviendo, así será más fácil pelarlos. Una vez pelados los 500 gr de tomates rojos (cuanto más maduros mejor), córtalos en daditos pequeños. Ahora corta el pan duro, que debe de ser de un par de días atrás. Con 100 gr será suficiente. Mezcla ambos ingredientes con media cuchara pequeña de sal. Deja durante 20 o 30 minutos que el tomate y la sal empapen el pan. Mientras, pela el diente de ajo quitándole el centro (la cantidad va en gustos, eso sí, ten cuidado que no se te vaya la mano). Córtalo en trozos pequeños y añádelo al pan y al tomate. Una vez estén todos los ingredientes juntos, báñalos con 100 ml de aceite de oliva virgen extra y pásalos por la batidora hasta conseguir la consistencia deseada, más espeso o más líquido, al gusto. No olvides que el toque del salmorejo se lo da el tomarlo lo más frío posible y ponle la guinda con trocitos de jamón y no olvides meterlo en la nevera. Salmorejo

Mini Tortillas de Verduras

Pocos ingredientes existen que no se puedan combinar con la versátil tortilla francesa. Si buscamos cuidar lo que comemos, lo ideal es combinarla con verduras, como es el caso de esta idea culinaria que te ofrecemos para hacerte la vida más fácil, y la dieta veraniega más apetecible. Esta es de las más sabrosas de las recetas de verano fáciles para la oficina.

Mini tortillas de verdura

Preparación. Elige las verduras que más te apetezcan, lávalas bien y córtalas en pedacitos muy pequeños. Proponemos emparejar los ingredientes de dos en dos para las diferentes mini tortillas, por ejemplo: brócoli y espinacas, pimiento rojo y calabacín y tomate y albahaca. Ponlas en un molde pequeñito (el de los muffins sirve). Bate 4 huevos, 2 cucharadas de yogur natural, 50 gr de queso rallado y un pellizquito de sal y otro de pimienta. Vierte la mezcla en los moldes donde se encuentran las verduras, hasta llenar más o menos un cuarto del recipiente. Cuando ya estén listos, horneamos 15 minutos a 180º. El momento justo para sacarlos es cuando la superficie se haya puesto dorada. Se pueden comer tanto frías como calientes. Pero siendo veranos, te recomendamos dejarlas reposar.

Cuatro recetas de verano fáciles para la oficina de de forma sano, fácil, rápida y económica. No hay excusas, ¡este verano se come bien, sí o sí!