Hoy os traemos en Gastroagencia  la entrevista realizada a las fundadoras de  Sweet Victoria, un local situado en el  Barrio de El Carmen, que está dando mucho de que hablar. Este restaurante surge en el año 2016 con una propuesta única en la ciudad, donde aparte de ofrecer deliciosos platos gastronómicos basados en la cocina internacional, también ofrecen un espacio cultural donde se interrelacionan las últimas tendencias de la ciudad de Valencia. ¡Las creadoras de  Sweet Victoria nos cuentan más sobre el proyecto en esta entrevista!

¿De dónde nace la idea de crear Sweet Victoria y cuál es su esencia?

Surge del  deseo de seguir contando cosas, aportando a esta gran ciudad que nos tiene rendidas a sus pies. La esencia es la nuestra, la de Dulce Iborra y Victoria del Hoyo, dos cuentacosas profesionales que han hecho de su profesión un modo de vida y de su vida una profesión. Las historias son el motor de nuestros pensamientos, nos impregnamos de aquello que nos conmueve y lo devolvemos a la sociedad, transformado en una tarrina de foie, un par de zapatos acordonados, una ginebra efímera o un taller de cocina.

Sweet Victoria

Habéis abierto hace solo unos meses  pero una de las cosas que destaca sin duda es el diseño y la decoración del local. Desde su cubertería hasta ese homenaje a vuestras abuelas carniceras… ¿De dónde viene la inspiración?

La cabeza de Victoria es una olla a presión, suerte que la válvula le permite dosificar el vapor. Ella es la diseñadora de este tándem con pedales de mármol, ese mismo que nos ha acompañado en la infancia. Las dos nos recordamos en las carnicerías de nuestras familias correteando entre el blanco nuclear del mostrador y el de los delantales almidonados. Nuestro recuerdo es nuestra inspiración. Somos lo que hemos vivido, estamos convencidas de ello. Nuestras abuelas cruzaron sus vidas en la década de los 50, cuando regentaban una carnicería de potro en Santa Catalina y Ruzafa, respectivamente. Somos su legado, el de dos mujeres que no se conformaron con lo establecido.

¿Por qué habéis elegido El Carmen como vuestro lugar para asentaros?

Porque es en el origen donde debemos de buscar para poder narrar algo con conocimiento de causa. El centro histórico, en este caso El Barrio del Carmen, es el origen de tanto, pues nosotras somos de la calle, de la crónica, del acontecimiento. Este proyecto tenía cabida aquí, en este barrio que vive a expensas de que sigamos dándole contenido para seguir caminando en dirección al reconocimiento que merecen estos intramuros.

sweet victoria

Hemos estado echando un ojo a vuestra carta y sin duda una de las cosas más llamativas es vuestro plato estrella: el Tiffin de crudos. ¿En qué consiste?

El Tiffin es un almuerzo ligero típico de la India británica y se come en el dabba, una tartera metálica con forma piramidal. Un día vimos uno en el almacén de nuestro amigo Francisco Segarra (Almazora), lo había traído de su último viaje a la India y tuvimos un flechazo con él. Las ceremonias en la gastronomía son maravillosas. Desmontar un dabba en la mesa tiene casi más sabor que toda la comida que contiene dentro, o al menos eso pensamos. Así que decidimos hacer nuestra propia interpretación culinaria de ese “lunch box” y le pusimos toda la frescura de la cocina que amamos en cada una de las tarteras: una ensalada de quinoa, un humus de garbanzo y un tartar de langostinos.

Además del Tiffin, sin duda contáis con una carta muy variada que puede ir desde los Huevos Amparín de vuestra infancia a un Ceviche de Javier Wong. ¿Tenéis un estilo referente en el que os fijéis u os habéis creado uno propio?

El estilo de nuestra cocina es muy personal. En nuestros platos no hay más que una literatura muy íntima ofrecida en platos ingleses, cuberterías coquetas y mesas servidas con exquisitez. Con el cuchillo y el tenedor el comensal corta momentos de nuestra infancia y da bocados a nuestros viajes, de los que se impregna casi sin saberlo acompañándonos en este proyecto tan romántico. Amparín hace ya algunos años que cumplió 90 y nunca volverá a freír unos huevos como los que ahora hace con tanto cariño Verónica, nuestra cocinera, aunque en el paladar de Victoria está el recuerdo de esa cocina de noches infinitas en las que los huevos eran la excusa.

sweet victoria

Además de restaurante, Sweet Victoria se define como incubadora de proyectos artesanos de la Comunidad Valenciana. ¿Qué objetivo perseguís en ese sentido?

Valencia posee un ecosistema emprendedor vivo y en constante crecimiento y es la ciudad idónea para incubar proyectos relacionados con la creatividad y la cultura. Por eso, desde Sweet Victoria, queremos dar cabida a esos talentos y activar mecanismos  para lanzar o afianzar esos proyectos en un entorno amable y distendido. Nuestro objetivo es convertirnos en espacio de talleres, formación, eventos y un atractivo conjunto de colaboraciones que pongan en contacto al consumidor final con el emprendedor local.

En esa línea, otro de los aspectos que llaman la atención son vuestras ginebras propias de MACERA para Sweet Victoria y también los zapatos Mybluchers para Sweet Victoria. ¿Esto a qué se debe y cuál está siendo la respuesta del público en este breve espacio de tiempo?

Las colaboraciones de Sweet Victoria con otras firmas (consolidadas o emergentes, ajenas o propias), se ha convertido en una particular idea de negocio. No sólo por la oportunidad que ofrece nuestro espacio de exponer una pieza de diseño único en un entorno que no es el propio de la venta, sino porque las propuestas que salen de esta alianza son cada vez más diferentes e interesantes. La respuesta ante este reto creativo siempre es positiva. De momento hemos establecido cuatro colaboraciones en forma de ginebra, zapatos, bolsos, sombreros y hemos apadrinado un proyecto deportivo que está realizando en bicicleta Olfo Bosé, el #retocostapeninsular.

sweet victoria

Por último, como buen lugar de encuentro, contáis con una programación cultural definida. Contadnos más sobre este tema y reveladnos las próximas ideas que van a estar presentes en Sweet Victoria…

Nuestra programación es bastante participativa, estamos abiertas a cualquier propuesta cultural, musical, de emprendimiento o de exposición. Nuestras actividades están concebidas para el ocio y el disfrute de nuestro espacio como un contenedor en el que ocurren cosas. Desde este presupuesto hemos albergado en apenas dos meses la presentación de un libro, varias degustaciones de producto, el rodaje de un spot publicitario, un shooting de bicicletas antiguas, cuatro talleres de cocina, un brunch gourmet con productos cántabros y multitud de encuentros personales que han superado todas nuestras expectativas.

Sweet Victoria está ubicado en la Calle Roteros 16, muy cerca de la Puerta de Serranos, en el Barrio de El Carmen. Después de leer esta entrevista, lo único que te queda es probar esta increíble propuesta gastronómica y cultural. ¡No te arrepentirás!