Editor's Rating

7
¿Te ha gustado?

Una vez asentada la primavera y cara al verano, nos apetece cada día más los planes al sol, con los amigos y la diversión que esto conlleva. Por eso hoy os proponemos esta forma diferente, atrevida y divertida de sorprender en una fiesta, reunión o quedada amistosa.

¡Toma nota!

tarta-mojito-dos

INGREDIENTES:

Para la base:

  • Un paquete de bizcochos de soletilla, o de sobaos (lo que le puse yo) o, en su defecto, una base de bizcocho comprado o casero.
  • Para la tarta:
  • 400 ml. de nata para montar
  • 600 gr. de queso crema a temperatura ambiente
  • 150 gr. de azúcar glass
  • 300 ml. de mojito (embotellado)
  • 2 sobres de gelatina en polvo (neutra, sin sabor)

Para la cobertura:

  • Un sobre de gelatina en polvo
  • 200 gr. de mojito
  • Una cucharada de azúcar
  • Una gota de colorante en gel verde
  • Hierbabuena y limas para decorar la cobertura.

ELABORACIÓN:

En primer lugar, forramos un molde de base desmontable con papel vegetal en la base. Dentro vamos metiendo los sobaos o soletillas (aplastándolos un poco para hacerlos algo más finos). A continuación, con la ayuda de una brocha de cocina, empapamos un poco el bizcocho con mojito. Lo metemos en el frigorífico mientras preparamos la tarta.

Mientras la base va cuajando, montamos la nata bien fría , la mezclamos con el queso a temperatura ambiente y con el azúcar glass con mucho cuidado de no bajar la nata. Reservamos en el frigorífico.

 

tarta-mojito-tres

Separamos un poco de mojito y diluimos la gelatina en él. El resto lo calentamos un poco, retiramos del fuego y añadimos la gelatina en él, removiendo bien hasta integrar. Dejamos enfriar. Una vez frío añadimos a la mezcla de nata y queso, con movimientos envolventes.

Vertemos en el molde que teníamos en la nevera y dejamos cuajar unas horas en la nevera.

Una vez cuajada la tarta preparamos la cobertura. Para ello, separamos un poco de mojito y añadimos la gelatina, removiendo bien. Calentamos el resto de mojito  con una cucharada de  azúcar y cuando esté caliente añadimos el resto con la gelatina. Removemos bien, añadimos la gota de colorante verde y dejamos enfriar. Cuando esté fría decoramos la tarta con unas rodajas de lima y unas hojas de hierbabuena y cubrimos con la gelatina. Dejamos cuajar. 

Y… ¡listo!