Ya podemos disfrutar de la primavera, una época estupenda para tomar los primeros rayos de sol y empezar a gozar de las buenas temperaturas y cargar a nuestro cuerpo con la necesaria vitamina D.

Hemos oído comentar últimamente que los celiacos tienen  déficit de vitamina D. ¿Existe un déficit general de vitamina D en la población o sólo en las personas con EC?

Se pensaba que en un país con tanto sol, la carencia de vitamina D no era propia. Sin embargo, parece ser, que la población en general, y no sólo los celiacos, tienen un déficit de la misma. Se sabe los beneficios que esta vitamina tiene sobre el metabolismos del hueso, también en pacientes diabéticos (se disminuye la resistencia a la insulina), adolescentes y ancianos.

¿Cómo es posible que vivamos en un país con tanto sol y sin embargo la población no nos beneficiamos de él? ¿A qué se debe nuestra carencia de vitamina D?.

La vitamina D se obtiene en parte de la alimentación y son los rayos UVB los que hacen que se active en la piel.

Es cierto que en parte se obtiene de la alimentación, pero son los rayos UVB los que hacen que se active en la piel, de ahí la importancia de tomar el sol. 

Hoy en día ya no nos ponemos a tomar el sol sin la protección solar adecuada, incluso en los niños y gente sensible utilizamos pantalla total. Las campañas de prevención del cáncer han concienciado a la población de la importancia de una exposición solar con protección, pero hace falta saber que es necesario una exposición directa para poder absorber la vitamina. A primera hora de la mañana, una exposición parcial al sol será suficiente, si a esto añadimos el aporte necesario de alimentos como el salmón, sardinas, atún, huevos, algunos lácteos y cereales tendremos la aportación necesaria de vitamina D.Existen suplementos que nos podrá recetar el médico en el caso que fuera necesario.

Y volviendo al caso de los celiacos ¿tienen más o menos déficit que los demás?. Pues realmente parece que la condición de “celiaco” no hace que haya una mayor incidencia en la carencia de vitamina D. Un celiaco que haga una dieta natural, con aporte de fibra que viene de la fruta y verdura no de productos elaborados con la etiqueta de “sin gluten” (que en realidad no aportan la fibra necesaria), carnes, pescados, lácteos y cereales sin gluten no tiene porqué tener ningún tipo de carencia de vitamina D ni de ninguna otra. Una vez recuperada la vellosidad intestinal no tiene porqué haber una mala absorción, en el caso de que así ocurriera habría que investigar otras causas.

Come de forma sana y natural y toma el sol unos 10 minutos a primera hora de la mañana para cargarte de la vitamina D necesaria para el buen funcionamiento de tu organismo.

Comiendo de forma natural y bien ( y me refiero a bien como una dieta variada con productos naturales de temporada) la dieta sin gluten es muy sana. Esto no quita para que de vez en cuando podamos incluir esos alimentos procesados etiquetados “sin gluten” que nos sacan de un apuro, que nos permiten una variedad y que a veces sobre todo en los más pequeños de la casa los integra en un grupo al poder comer igual que los demás.

Recordemos, dieta natural y sana, tomar el sol sin protección unos diez minutos a primeras horas de la mañana ayuda a mantener a raya a nuestra vitamina D y así podremos disfrutar de los beneficios que nos proporciona. ¡¡Feliz primavera!!vitamina-d