Y Diciembre ya llegó. El mes de las típicas cenas de Navidad, esas que amas y odias al mismo tiempo. Te reúnes con tu familia, puede ser que a varios no los veas desde el año anterior, pero eso es algo muy típico. Sabemos que este tipo de reuniones suelen ser complicadas, por eso, te dejamos 6 consejitos que te vendrán muy bien para salir vivo de ellas. Y recuerda ¡No hagas nada de lo que te puedas arrepentir al día siguiente!

¡Ah! Se nos olvidaba… no seas el Grinch de tu familia y disfruta de la Navidad que sólo es ¡una vez al año!

  1. Controla lo que bebes y pase lo que pase ¡no mezcles! El vino es un incondicional de las cenas de Navidad, pero no tienes que dejarte llevar. ¡No querrás hacer el ridículo y acabar en YouTube!
  2. ¡Nada de discusiones durante la cena! Temas como la política, la religión y otros varios más comprometidos quedan totalmente ¡prohibidos! Para un día que se reúne toda la familia…                 Fuente: Giphy
  3. Sí, lo sabemos. En todas las casas hay un cuñado muuuuuy pesado. Controla tus ganas de lanzarle un trozo de pavo e intenta ser agradable con él. Después de todo, es Navidad.                              Fuente: Giphy
  4. Siéntate cerca de los que mejor te caigan, así podrás echarles miradas cómplices cuando tus tíos empiecen a hacer el ridículo. Y tened el móvil muy a mano, ya que si todo queda registrado, te podrá ser muy útil en un futuro.          Fuente: Giphy
  5. Las gambas están contadas, no te comas ni una más ni una menos. Esto es motivo de disputa familiar, sí o sí. Así que no tientes a la suerte, ¡cómete las que te toquen!Fuente: Giphy
  6. Como último recurso y si las cosas se ponen feas, no hagas caso del primer consejo y: BEBE.

¡Felices fiestas!