Cristina Soria, psicóloga, coach y conferencista, ha escrito su cuarto libro, No son las dietas, son los hábitos, tras el éxito de sus anteriores publicaciones. Le hemos hecho una entrevista para conocer de primera mano todo sobre su nuevo libro y a la vez, conocerla mejor a ella. Por eso, nos hemos reunido en Palace Fesol, uno de los restaurantes de referencia en Valencia, en pleno centro comercial y financiero. Disfrutamos de un ambiente excepcional y una compañía agradable. El resultado fue una entrevista interesante y amena, os la dejamos aquí. ¡Sentaos y disfrutar!

 

P: ¿Qué te ha impulsado a escribir este libro sobre alimentación y estilo de vida saludablestan diferente a los anteriores? 

R: Por encargo de la editorial. Los dos primeros libros si elegí yo la temática, en los dos últimos, la editora jefa de Espasa propuso temas que pudiera tratar desde mi perspectiva profesional. No desde el punto de vista nutricional, aunque si se llevó a cabo un trabajo en paralelo con una nutricionista que me enseñó a comer y a generar buenos hábitos, y lo que yo aporto es que tenemos que trabajar en nuestro interior para mantener esos hábitos en el tiempo. Al final, la auto ayuda trata de que las personas este bien, que se encuentren a gusto con ellas mismas, que tengan mejor autoestima, más seguridad. Aunque no lo parezca, cuando cuidas la alimentación, consigues superar “x” retos, cuando consigues mantener esos hábitos que me he propuesto, se trabaja esa parte de desarrollo personal, que es lo que hacemos los coaches. 

  

P: ¿Con qué libro de los que has escrito te identificas más? 

R: Me siento muy identificada con todos. Quizá el tercer libro fue el que más me costó y sufrí más escribiéndolo, porque a lo mejor no era el momento o “no nos queríamos” mutuamente, pero con todos me siento muy identificada. El primero es algo especial, lleva ya 13 ediciones en el mercado, se sigue vendiendo, fue súper humilde, no se invirtió nada en este libro, desde el diseño, el contenido, la foto, todo. Al final era comunicar al mundo lo que estaba haciendo yo desde el punto de vista del coaching. Le tengo un especial cariño, pero todos los libros me han aportado algo. La verdad que con Adiós tristezas estoy encantada porque hay una parte personal muy importante de mí, al igual que este último. 

 

P: ¿Hacia dónde va este libro, a quién va dirigido? 

R: Es la historia de dos mujeres porque es con lo que yo me siento más identificada y trabajo más a diario, pero el libro vale para cualquier persona: mayores, jóvenes, hombres, mujeres, trabajadores, estudiantes, parados jubilados… Aquella persona que lleva mucho tiempo poniéndose a dieta, no consigue mantener la dieta en el tiempo, se siente frustrada y enseñarle que a lo mejor tiene que cambiar la perspectiva, que es lo que hacemos en coachingmirarlo desde otro punto de vista, cambiar ciertas palabras y significados, y empezar a trabajar partes de su interior, que es lo que nadie ve. Lo que se ve es la punta del iceberg, pero no se ve lo que hay debajo. A través del coaching y este libro, vamos a trabajar lo que les pasa a esas personas que no consiguen mantener los hábitos en el tiempo. 

 

P: Hablando de dietas… ¿has hecho alguna dieta? 

R: He hecho dietas temporales de “ahora me cuido y ceno solamente fruta” por qué no estaba dirigida por nadie. Ahora he cambiado ese concepto de “quiero estar a dieta” por “quiero aprender a comer” que es lo que me enseñó mi nutricionista, y es lo que yo aplico en el libro. Es decir, no se trata de ponerse a dieta, que es algo temporal, que empieza y acaba, con esa sensación de “llevo toda la vida a dieta por que como ensaladas, pollo y pescado a la plancha”. Puedes comer un montón de cosas buenas, sanas y encontrarte bien físicamente. No se trata de no comer, se trata de llevar una vida sana y encontrarse bien con uno mismo siguiendo unas rutinas. Para ello están los profesionales óptimos, que se adaptan a ti y te dan unas pautas. Tienes que disfrutar comiendo y darte ciertos caprichos de vez en cuando. Pero en mi vida diaria sí que hay una rutina, un hábito, y hay alimentos que ya no entran en mi dieta, hábitos de comer “x” veces, de cierta forma, que se van creando con el entrenamiento. 

dietas y hábitos

 P: ¿Tu entorno más cercano sigue una vida saludable? 

R: Sí, en mi casa siempre se ha comido muy bien. Somos muy de comer, de cocinar y de todo lo que implica la comida familiar y de amigos. Nos gusta y somos muy disfrutones. En casa sí que procuro con los niños el llevar una alimentación muy equilibrada, que contenga todo tipo de alimentos, proteínas animales, vegetales, legumbres. Establecer pautas de cocinar sano, por ejemplo, alimentos a la plancha y no rebozados, porque es más sano para todos. 

 

P: ¿Has tenido algún referente a la hora de escribir el libro? 

R: No. He partido de experiencias personales y de clientes junto con lo que he aprendido de mi nutricionista en este tiempo que llevo con ella. Nos hemos convertido en un equipo. 

 

P: ¿A qué alimentos recurres con más frecuencia para llevar una vida sana? 

R: Como de todo. Cinco piezas de fruta al día mínimo. En el desayuno tomo avena integral, con fruta y yogur. Procuro no abusar del pan y nada ni productos precocinados. En casa comemos de todo, legumbres, pasta y arroz integral si puede ser y mucha proteína animal y vegetal. Es más, como más legumbres que cuando supuestamente estaba a dieta. 

 

P: ¿Tus platos favoritos, sean o no saludables? 

R: Me gusta todo. A ver, el chocolate en todas sus vertientes me encanta. Siempre me ha gustado mucho el dulce. Soy muy de probar comida internacional, probar otros sabores. Siempre que viajo procuro hacerme con comida del lugar. También cada determinado tiempo necesito tomar comida japonesa, me encanta el sushi. Y si hay evento familiar o surgen unas tapas con amigos, siempre buscando un equilibrio y no excediéndome, pero disfruto el momento. 

 

P: Somos una agencia especializada en gastronomía y siempre comemos en la oficina. ¿Nos puedes dar algún consejo? 

R: Es fundamental y por ello lo cuento en el libro, que os organicéis y planifiquéis los menús de la semana. Conforme a esa planificación y según de lo que coméis y lo que vayáis a cenar, hacerlo equilibrado. Es importante que haya muchísima proteína vegetal y animal. Pescado azul, blanco, carne de ternera, de pollo, de conejo, de cerdo… se puede combinar perfectamente. Legumbres tres veces a la semana es lo ideal. Así que, si te planificas un menú semanal, puedes comprar y cocinar con tiempo, comiendo mucho más variado, sano, diferente y no te vas a aburrir de comer siempre lo mismo. Variar, jugar, divertirte, crear… 

 

P: ¿Qué consejo le darías a una persona que quiere empezar a cuidarse y llevar una vida más saludable? Primero pasos que debería de dar. 

R: Es fundamental que te guíe un profesional. No es para nada un servicio caro. Un nutricionista se va adaptar a tus necesidades, tu actividad física, tus costumbres al objetivo que quieres conseguir y si este es real o no, eso es muy importante. Se va a adecuar el menú a ti y no al revés. Así es mucho más fácil y llevadero. También descubrir que ha pasado todas esas veces que se ha intentado y no se ha conseguido. Aprender de los errores para transformarlos y trabajar esa parte interior que aparece en los distintos capítulos del libro que dan las pistas de porque no se consiguen mantener hábitos saludables a lo largo del tiempo como se hace con otras rutinas, como el trabajo, lavarse los dientes o la ducha diaria. Llevar esas rutinas al ámbito de la salud. No hay que pensar que nos vamos a poner a dieta si no que vamos a aprender a comer. 

 

P: ¿Cuál es la principal diferencia entre ponerse a dieta y aprender a comer? 

R: Cuando te pones a dieta, tal y como se entiende esa palabra, dejas de comer ciertas cosas para adelgazar, la predisposición es distinta. Y parecerá una tontería, pero las palabras tienen un poder muy importante. Aprender a comer se debe tomar como un hábito saludable. Poco a poco te vas encontrando mejor y no abandonas. Sigues. 

 

P: ¿Qué opinas sobre las nuevas tendencias como el vegetarianismo o el veganismo? 

R: Cada uno es libre de hacer lo que quiera. Lo ideal es tener una dieta equilibrada, pero cada uno actúa bajo su responsabilidad y tiene su filosofía de vida y me parece perfecto. 

 

P: Para aquellos que lean nuestro articulo y quieran saber más sobre ti, ¿cómo pueden encontrarte? ¿Algún evento cercano? 

R: Tengo un proyecto muy chulo que es Coaching en el camino, que es hacer el Camino de Santiago, en el que acompaño a un grupo como coach. Toda la información sobre el viaje se puede conseguir a través de la página web de una agencia llamada Pangea, the travel store. 

A mí se me puede seguir tanto por mi página web, www.cristinasoriacoach.com. En Instagram estoy muy activa, @cristinasoriacoach. También estoy en Facebook y Twitter, pero más en Instagram y quien quiera se puede poner en contacto conmigo. 

dietas y hábitos

Ha sido un placer. Muchas gracias. 

A vosotros chicos.