Muy buenos días, ¿Se pueden presentar los dos, por favor?

Somos Lydia y Alkis y somos los dueños de Kuzina. Venimos de distintos sectores que poco tenían que ver con la hostelería. Sin embargo, la hostelería era un sector que siempre nos había interesado y nos apetecía un cambio. Así que nos dijimos… “vamos a hacerlo”

¿Cómo empieza la pasión por la gastronomía? ¿Cómo se adentran en este mundo?

Nos encanta la comida, así que empezamos a hablar de un restaurante, enamorados de la idea. Todo empezó por curiosidad. Otro factor que analizamos fue que no había mucha oferta de comida griega.

Una cosa llevó a la otra y empezamos a mirar locales. De repente encontramos este y decidimos que era ahora o nunca.

Ya habíamos empezado a buscar proveedores, viendo cómo lo haríamos. Habíamos investigado bastante realmente, sin tener un restaurante. Él era de hacer Excel a tope. Entonces se hicieron pruebas con diversos factores, varios escenarios.

Lo mejor es que, en ese momento, no lo pensamos mucho. A veces lo piensas mucho y es peor. Hay que tirarse.

HOY EN GASTROAGENCIA OS HABLAMOS DE KUZINA

Tal cual, muchas veces la cuestión está en decidirse. Nunca se está en el escenario ideal. O lo haces o te quedas con la espinita.

Claro. Pudimos haber ido por un camino o por este. Aquí estamos. Ha pasado un año, volando.

¿En qué momento nace el concepto de Kuzina? Y en tres palabras, ¿cómo definirían la oferta gastronómica que presentan?

Realmente, el nombre representa lo que hacemos aquí. Kuzina es cocina en griego. Claro, hemos cambiado la forma de deletrearlo para hacerlo más pronunciable. Pero, yo diría eso, es cocina casera, familiar, tradicional.

HOY EN GASTROAGENCIA OS HABLAMOS DE KUZINA

En este sentido, ¿Cuál sería el rol de Kuzina en la escena gastronómica valenciana?

Creemos que encajamos bien porque es comida mediterránea. Mucha gente viene, sobre todo españoles, valencianos, gente local que viene con un poco de miedo. Ven los nombres que son largos, complicados. Luego dicen, “bueno, es comida mediterránea”. Trabajamos mucho con canela, nuez moscada, eneldo, ingredientes reconocidos, pero con aplicaciones griegas.

Hay dos tipos de clientes, el que ya conoce la cocina griega y le encanta y el que no lo sabe, por eso viene con miedo. Pero ambos han encajado bien. Hay otros que ya estuvieron allá recientemente y vienen para continuar con la experiencia.

Hablando de platillos, ¿qué no nos podemos perder cuando vengamos a Kuzina?

Seguramente la moussaka y luego, las croquetas de calabacín, el pulpo a la brasa que lo servimos con una pasta de guiso, la fava de Santorini, en base a un guisante amarillo. Con eso hacemos una pasta, como un hummus.

Luego también tenemos las carnes que traemos de Grecia, las cuales son especiales porque tienen una elaboración y un sabor que aquí no se encuentran. También una longaniza artesanal de hierbas que es del pueblo de la madre de Alkis, la cual está buenísima.

HOY EN GASTROAGENCIA OS HABLAMOS DE KUZINA

¿Y postre?

Lo más icónico es el baklava. Es cierto que lo tenemos en varias preparaciones: mediterránea, turca, libanés. Un poco diferente la elaboración, pero cada una con su toque.

Luego el yogurt griego que traemos de Grecia. La gente se sorprende mucho porque tiene que tener denominación de origen de Grecia. El que venden aquí dice “estilo griego”, tampoco se parece en muchas cosas, es más suave. A veces intento meter algún postre inglés.

¿Y cuáles son las ambiciones y expectativas de Kuzina para el futuro?

Mucha gente nos pregunta, casi nos obliga, que vayamos más deprisa de lo que vamos. Quieren que busquemos un lugar más grande. No lo vemos así y tampoco lo queremos, de momento. Ver qué es lo que le gusta a la gente y aprender a cambiar.

Lidia: Estamos haciendo lo que hicimos antes. Tenemos los ojos bien abiertos, entrando en caminos desconocidos. Esperamos que todo fluya y que las cosas salgan cuando tengan que salir.

 

Y de los productos que vienen de Grecia, ¿Qué nos pueden decir del vino? En Gastroagencia, tenemos muchos lectores apasionados con el tema.

Tenemos una selección reducida por el espacio. Los vinos griegos no son muy conocidos, pero elegimos los mejores. Tenemos el Retsina, que es un vino blanco típico en el norte, seco con gusto particular, por ejemplo. Sin embargo, cuidamos la selección española, que tiene vinos muy buenos.

Por último, ¿algún mensaje que quieran transmitir a los lectores de Gastroagencia?

Yo les diría, primero, que llamen. Somos pequeñitos y nos llenamos rápido. Y que vengan a disfrutar la comida, que seguro les gustará, muy similar a la española, y que se dejen llevar.

Se sentirán en casa, seguro.

 

RESTAURANTE KUZINA

C/ Salvador 5, 46003, Valencia.

Página web: Www.kuzinavlc.com

Instagram: @KuzinaVLC