Si las Fallas tienen algo bueno, a parte de la fiesta y el fuego, es su gastronomía. En estos días, podemos disfrutar de la gran variedad  de los platos y las comidas más típicas de estas fechas, que junto a los monumentos, macletàs y castillos, son un elemento más de los que conforman la fiesta fallera. Para los valencianos, pero sobre todo, para los turistas, disfrutar de la comida más tradicional, hecha como antaño y llena de historia es casi una obligación.

¿Queréis saber más sobre los platos más ricos de nuestra terreta? ¡Tomad nota!

PAELLA VALENCIANA

Todos sabemos que este es un tema delicado. Símbolo de la Comunidad Valenciana por excelencia, la auténtica paella valenciana no lleva ni gambas, ni guisantes ni mejillones (eso mejor para la fideuà). Si es cierto que existen variedades dependiendo de la zona donde se prepare y la estacionalidad de los productos, pero en general, los ingredientes estrella de la paella suelen ser los mismos. La manera tradicional de prepararla es a fuego de leña de naranjo y con ramitas de romero. El mejor arroz D.O. Comunidad Valenciana, un buen aceite de oliva virgen extra, conejo, pollo, garrofón, judías verdes, tomate natural rallado, pimentón dulce y azafrán, son los que convierten un plato de arroz en paella. Primordial que los ingredientes sean frescos y de calidad. También es importante el toque del cocinero. Lo mejor es que la paella la prepare una persona de la terreta para gozar 100 % de su sabor.

LA GASTRONOMÍA MÁS FALLERA

ARRÒS EN FESOLS I NAPS

Otro plato que tiene el arroz como protagonista, en este caso caldoso, y es un referente de la cocina valenciana, es el preparado con habichuelas y nabos. Sobretodo cuando aprieta el frío, esta delicia es mejor prepararla en cazuela alta, con leña de naranjo y a fuego suave. Por eso se le conoce también como caldera u olla. Los ingredientes principales son los que dan nombre al plato, que se acompañan de carne de cerdo, tocino, morcilla de cebolla, blanquet, alubias blancas, nabicol, cebolla y azafrán. Dependiendo de la localidad y la comarca, la receta puede variar, pero esto ingredientes no suelen faltar.  Un plato que alimenta, tan rico y bueno que hasta el poeta Teodoro Llorente le dedicó un poema:

Lo més menut, que li guanya

a l’altre que l’acompanya

en vivor, li digue així:

“Si fores lo rei d’Espanya,

¿que dinaries tu hui?”

 

Alçant lo front ple d’arrugues

i solcant la llengua pronta,

li contestà: “¿Pues no ho saps?

¡Quina pregunta més tonta!

Arros en fesols i naps.”

Lo puedes leer completo aquí:  http://bit.ly/2FtIiT8

BUÑUELOS DE CALABAZA

Este es uno de los dulces falleros más populares, todo un manjar si se acompañan con chocolate. Mucha gente no lo sabe, pero estos buñuelos son anaranjados y no blanquecinos porque se preparan con calabaza y no con harina, siendo la proporción de la primera equilibrada, no siendo todo harina. Así que no os engañen: si son más blanquitos que naranjas, no son auténticos buñuelos de calabaza. Además existen varios trucos para hacer los buñuelos más irresistibles y deliciosos:

Para que salgan más sabrosos y mejor color, la calabaza debe tostarse al horno, y no calentarla en el microondas o cocerla con agua.

Para los más golosos y golosas, añadir azúcar en la masa, y no solo espolvoreada una vez preparados y servidos.

LA GASTRONOMÍA MÁS FALLERA

CHURROS

Que hay más fallero que unos buenos churros con chocolate. De hecho, son el dulce que acompaña los mejores momentos y los más especiales, Fallas, Navidad, Año Nuevo…  y es que son la alternativa perfecta para coger fuerzas y entrar en calor.

El origen de este dulce está disputado entre China, los marineros portugueses y los pastores españoles. La historia cuenta que su país de origen es China, que lo trajeron a occidente los marineros portugueses que comerciaban allí y que nosotros les dimos el toque de gracia, haciéndolos curvos, añadiendo el toque de estrella a la masa y poniéndoles azúcar por encima. Esto no es todo. Los churros se llaman así por las ovejas churras, los animales que cuidaban los pastores que desarrollaron la receta. Ahora en fallas, hay muchísimas casetas y paraetas donde se pueden comprar, aunque la mejor elección es adquirirlos en una churrería tradicional, en los que la calidad del preparado y la experiencia se notan en el resultado final.

LA GASTRONOMÍA MÁS FALLERA

CHOCOLATE A LA TAZA

Los anteriores dulces no se disfrutan del todo sin una buena taza de chocolate caliente. La preparación es clave para que el resultado sea óptimo. La calidad de los ingredientes y respetar los tiempos son la clave para disfrutar de un chocolate para chuparse los dedos. Literalmente.

En nuestra fiesta fallera, comer se convierte en todo un evento social en que se disfruta de Valencia a pequeños bocados. ¡Y qué bocados!