Polos de sandía con limón y kiwi

Polos de sandía con limón y kiwi

La sandía es una de las frutas del verano por excelencia. No solo es una deliciosa fruta para refrescarnos y mantenernos hidratados durante un día de calor sino que también está llena de nutrientes, y hay mil formas de disfrutar de ella. Además, cuenta con muchísimos beneficios para nuestra salud tales como: bajada de peso, es buena para combatir una inflamación, aumenta tu energía y es buena para el corazón.

Hoy, te traemos un postre disvertido, muy fresquito y con mucho sabor. De fácil preparación y genial para compartir con quien más te guste. ¡Toma nota!

helado-sandía-1

Preparación: 20 minutos (más tiempo de congelado)

Cocción: sin cocción

Raciones: 9 polos

Ingredientes

Capa de sandía:

    • 350 g de sandía, cortada en trozos y quitadas las semillas
    • 50 g de azúcar
    • zumo de medio limón
    • 1 puñado de chips o bolitas de chocolate

Capa de limón:

    • zumo de medio limón (unos 50 ml)
    • 150 ml de agua muy fría
    • 2 cucharadas colmadas de azúcar

Capa de kiwi:

    • 1 kiwi
    • 50 ml de agua muy fría
    • 2 cucharadas de azúcar

sandia

Preparación

  1. Comenzamos teniendo preparados los moldes y palitos que vayamos a usar, y asegurándonos de tener espacio en el congelador. En este caso he usado vasos de plástico de chupito, y ramitas del madroño que tengo en el jardín. Para preparar vuestros polos podéis usar multitud de moldes: de polos, de cubitos de hielo, vasos de plástico, papel o cristal… Como palitos podéis usar los que venden específicamente para esos usos (ver notas), palitos de piruleta, o ramitas de algún árbol, si estáis seguros de que no son tóxicos, y no han usado productos químicos.
  2. Preparamos ahora la capa de sandía, para ello, trituramos todos los ingredientes (menos los chips de chocolate) en un robot de cocina o batidora. Repartimos la mezcla en los moldes, y lo llevamos al congelador. Pasadas un par de horas, la mezcla habrá comenzado a congelar, aunque no estará del todo sólida. Entonces, con ayuda de una brocheta, vamos empujando los chips de chocolate y colocándolos donde queramos que queden las “semillas”. Llevamos de nuevo al congelador 30 minutos, retiramos, y colocamos entonces los palitos de los polos. Si no se sujetan firmes y rectos es porque la mezcla no está suficientemente congelada y habrá que esperar un poco más. Los tiempos son orientativos, es mejor estar un poco atento la primera vez que prepares estos polos.helado-sandía-portada
  3. Una vez lista la capa de sandía, y colocados ya los palitos, preparamos la capa de limón, mezclando bien todos los ingredientes. Cuando la capa de sandía esté perfectamente congelada (mínimo 4 horas), vertemos encima una pequeña capa de limón. Llevamos de nuevo al congelador.
  4. Cuando la capa de limón esté totalmente congelada (mínimo 4 horas) preparamos la capa de kiwi, simplemente triturando todos los ingredientes. Vertemos sobre la capa de limón, y llevamos al congelador hasta que los polos estén listos (mínimo 4 horas).
  5. Para desmoldar los polos hay varios métodos. El más sencillo en mi caso, ya que los vasos eran de plástico, fue cortarlos y retirar los polos. También pueden dejarse 5/10 minutos a temperatura ambiente, y entonces tirar del palito para desmoldar. Otra opción es pasar los polos por un chorro de agua templada, sobre todo la parte inferior, hasta que podamos sacarlos.
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *