Partiggiano: la resistencia mediterránea

Partiggiano: la resistencia mediterránea

Las modas gastronómicas van y vienen pero hay una que persiste en el tiempo, que nunca se da por vencida y de la que jamás nos cansamos. Y es que la cocina mediterránea ofrece una de las dietas más variadas y saludables del mundo, además de ser verdaderamente apetecible. Para comer bien, los que vivimos en esta zona sabemos que es insuperable.

Partiggiano ha llegado a Valencia para ofrecerte un sitio en el que puedas disfrutar del tiempo de ocio pero sin pasarte de la raya con las comidas copiosas. Hoy os los presentamos a través de esta genial entrevista.

¿Cómo y cuándo os decidisteis a lanzaros en este proyecto?

Desde el 2011 estamos metidos en el mundo de la hostelería. En ese año decidí cerrar el negocio familiar porque el sector era bastante desfavorable, me fui unos días a Londres para poder pensar y supe que esto era a lo que me quería dedicar, a la hostelería. Pero no a la tradicional, porque lo que se nos da realmente bien en nuestra familia es gestionar, por eso la mejor opción era empezar arropados por una franquicia que me enseñase el know how.

Llamamos a la puerta de varias franquicias y al final dimos con una que encajaba con nosotros y crecimos llegando a tener 5 locales en Valencia.

Ahora, nos hemos lanzado con este proyecto que es solo nuestro. Una aventura nueva que nos apetecía un montón.

¿Qué tipo de comida ofrecéis en Partigiano?

Como hablábamos, siempre hemos trabajado con la restauración preorganizada, pero mi familia y yo, desde hace dieciocho años, llevamos una opción de vida diferente, la dieta macrobiótica y queríamos, en este local, crear un menú con una fórmula que acercara lo máximo posible nuestra forma de pensar en cuanto a la comida a nuestro público.

En principio teníamos un proyecto para un restaurante macrobiótico, pero era inviable en el entorno en el que estamos. Con Partiggiano hemos creado un sitio en el que la gente puede aceptar lo saludable sin perder ese punto divertido que todos buscamos cuando salimos a comer fuera.  

partiggiano

¿Por qué habéis elaborado una carta como esta?

Decidimos hacer una carta que no solo fuera para un restaurante italiano sino que realmente tuviese la esencia, lo mejor de la dieta mediterránea. De hecho uno de nuestros claims es: ¡Somos la resistencia mediterránea! Nos queremos diferenciar de lo que ahora mismo se puede encontrar en los centros comerciales en cuanto a restauración, de la comida fastfood.

Además, la mayoría de nuestras recetas son de la familia.

Sabemos para vosotros la calidad de los ingredientes es lo más importante. ¿Por qué creéis que es importante ofrecer esto a vuestros clientes?

Todos nuestros ingredientes son saludables y la mayoría de ellos ecológicos. Queremos que nuestro público sepa que comer fuera no significa comer mal y que la alimentación es lo más esencial en nuestras vidas.

Ponéis mucho esfuerzo en la pizza. ¿Es vuestro plato estrella?

Por estadísticas, sí, es lo que más se pide. ¡Sobre todo la Rústica! A nuestras pizzas les hemos dado un formato diferente, la masa la elaboramos con masa madre. ¡Es todo natural! Cuando se la comen, no saben qué pasa pero dicen: “¡está buenísima!”. El tratamiento que le damos a los ingredientes es el secreto de unos platos realmente sabrosos.

pizza-rústica

Personalmente, ¿cómo sería una cena perfecta para ti en Partiaggiano? ¿Qué platos elegirías y con qué harías el maridaje?

Como te contaba, la gente suele pedir pizza pero yo soy más de pasta. También me encanta el hummus, el que ofrecemos aquí es una receta de mi mujer: solo ingredientes naturales y con un toque diferencial, el pesto.

Además, también me encantan los smoothies y creo que le dan el lazo final a una cena o comida en Partiggiano.

hummus-con-pesto

Vemos que el local es un espacio muy especial, está lleno de arte. Contadnos un poco cómo se hizo.

Durante un año y medio hemos trabajado para conseguir llevar nuestro concepto a este local, queríamos que la gente estuviese a gusto en un sitio en que tiene identidad propia. Hemos estado en Berlín, Nueva York, Londres… y al final no hemos hecho nada de lo que hemos visto sino que nuestras experiencias se han reflejado aquí. Queríamos una caja clásica, que perdurará en el tiempo, pero con elementos urbanos que pudiésemos cambiar como cambian las calles. ¡Nos decidimos por grafitis!

grafitis